Un cambio de temperatura se reporta en la cátedra salud y sociedad

Vista: 38

Al iniciar el semestre, invitamos a estudiantes de diversas carreras a que se inscribieran en un espacio académico en el que hablaríamos de sexualidad. Nuestro primer reto, era convertir una clase magistral, con más de 300 personas, en un escenario en donde los saberes, las experiencias diversas y las inquietudes en torno a la vivencia de la sexualidad, tuvieran cabida. A la fecha han transcurrido tres encuentros, y ya vemos como la construcción colectiva será una de las mayores riquezas que se obtendrá de este proceso. 

 

La cátedra salud y sociedad: sexualidad, derechos y ciudadanía, ha sido pensada para que estudiantes UIS, puedan reflexionar, aprender y desaprender sobre la sexualidad humana. Y es que alrededor de este tema se han tejido múltiples mitos, temores y tabúes que desatan inseguridad a la hora de entablar relaciones afectivas, ya sea en lo individual o lo colectivo. Estos elementos serán abordados desde los diferentes encuentros programados para el semestre. 

Cada una de la sesiones ha sido un momento clave, reflexivo y sobre todo enriquecedor para el grupo. En la primera, se dejaron expuestas las generalidades de la cátedra, tales como el abordaje metodológico, evaluaciones programadas y parte del equipo académico. En los dos encuentros siguientes, se buscó que el grupo se acercara a la sexualidad haciendo dos rupturas conceptuales fundamentales: la primera, fue una invitación a ver la sexualidad más allá del enfoque que ha predominado por mucho tiempo, la genitalidad; y la segunda, buscó que el grupo comprendiera que la sexualidad nos acompaña por toda nuestra existencia y por ende se vive en todas las etapas de la vida, desde la niñez hasta la vejez.

A la fecha han pasado por la cátedra cuatro facilitadoras expertas en los temas desarrollados: Stella Cerruti, consultora Internacional de Paraguay; Johana Blanco, consultora nacional de Bogotá; y Claudia Velasco y Aracely López profesionales de proyectos del Instituto Proinapsa UIS.

Es claro, que lo vivido en la cátedra ha tenido diversas temperaturas avivadas tanto por el grupo de estudiantes como por el equipo facilitador. Los desafíos por desaprender, el reto de hablar de las experiencias personales, la vergüenza, las risas, las apreciaciones desde otras orillas, en fin, diversas situaciones han dado cuerpo y ritmo a cada encuentro. Todo esto, ha permitido la construcción de una estructura propia y singular de la Cátedra Salud y Sociedad.  

“Creo que esto no solo es importante para mí, siento que me aporta para enseñarle a mi sobrino, a mi familia y a mis futuros hijos…definitivamente hay distintas maneras de actuar, de pensar, de vestir, de enseñar y de aprender, las cuales que son muy importantes para no discriminar” Así ve Brenda Juliana Pineda Galvis, estudiante de Ingeniería Química, cómo este espacio académico le aporta para su vida.  

Hemos visto a lo largo de la experiencia como equipo Proinapsa, que las trasformaciones se generan de a poco, y los enfoques negativos y equivocados de la sexualidad se van replanteando en las relaciones que se establecen consigo mismo, con otras personas y con el entorno. Parte del reto está allí, en seguir avanzando en la construcción de una sociedad que goza de libertades y oportunidades equitativas.